En España, el rostro de la migración centroamericana es el de una mujer hondureña con treinta y tantos años, estudios mínimos de bachillerato, un historial de irregularidad migratoria y con una llegada al país en los últimos 10 años. Un rostro como el de Karen. Como ella, 150,643 hondureños más vivían en territorio español en 2022, 20 mil más que el año anterior, según el Instituto Nacional de Estadísticas de España (INE).
La mayoría son mujeres.

Los caminos de la regularización

Según datos del INE, las personas nacidas en Honduras son el segundo grupo inmigrante con mayor crecimiento porcentual en España, superado solo por los colombianos. Pero este crecimiento no iguala el número de regularizaciones. En 2015, más de 13 mil hondureñas y hondureños residían en España sin un permiso de residencia. Cinco años después ese número ascendió a más de 72 mil. Hasta ahora, las personas provenientes de Centroamérica no necesitan una visa para ingresar a España como turistas. Así llegaron Ana, Heidi y Karen. Cuando superaron los 90 días como turistas se convirtieron en migrantes en situación irregular.

Pero este crecimiento no iguala el número de regularizaciones. En 2015, más de 13 mil hondureñas y hondureños residían en España sin un permiso de residencia. Cinco años después ese número ascendió a más de 72 mil.

Hasta ahora, las personas provenientes de Centroamérica no necesitan una visa para ingresar a España como turistas. Así llegaron Ana, Heidi y Karen. Cuando superaron los 90 días como turistas se convirtieron en migrantes en situación irregular.

Fuente: Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones | A 15 de agosto de 2022 se añade el arraigo por formación pero se excluye por falta de datos.